Eres voz.

Mujer-Bonita-es-la-que-LuchaCuando paseas por el barrio con tu vestido lleno de flores, creo que ya no hace falta que venga el otoño a llevarse las hojas, porque tú pasas y te llevas el mundo. Caminas por la vereda y es inevitable no verte a ti y a tu forma de reírte de la vida: es que te ríes de la vida con sólo enfrentarla. Sos la voz de este barrio, la voz que grita justicia, las manos que aplauden por la dignidad, los brazos que se agitan en cada marcha, las ansias de cada nuevo proyecto, los susurros de la esperanza. Para ti el barrio no es un conjunto de casas por manzana, no es la unión de ladrillos y cemento en una construcción, no es basura amontonada en cada esquina. Un barrio es el conjunto de voces que hacen escuchar sus vivencias, dificultades, alegrías y esperanzas. Sobre todo esta última: la esperanza como herramienta de lucha, de que algo va a ser distinto.  Y tú haces que todo deje de ser indiferente, y pones la frente en el medio de las injusticias y no dejas de correr hasta que podamos llorar de alegría. Nuestro barrio como la convivencia de suspiros, risas, gritos, bostezos y susurros. Es la vida de sus voces. Es tu voz y la mía llegando al mar de estrellas, llegando a la boca de los lobos y de las chusmas sin dientes. Un barrio es el lenguaje en plena acción, creando y borrando palabras, adaptando cada frase y sin desaparecer ninguna del pasado. Es que el lenguaje no olvida el dolor y a su vez, es el que nos permite enfrentarlo y crear una nueva vivencia. Y tú manejas ese lenguaje de una forma que nunca podré explicar. Te paras sobre los techos y nos haces pertenecer-nos. Y  de a poco alcanzamos la identidad que nos reúne, y dejamos ser cuerpos para pasar a ser voces que gritan pidiendo justicia y respeto porque somos más que cemento con gusto a ladrillo húmedo. Porque somos el susurro de la esperanza que se convierte en grito para crear, para amar. Y tú pasas con tu vestido de margaritas y el dolor se esconde en el pecho para huir de tantos suspiros. Porque tú haces la metamorfosis del dolor. Haces que el sufrimiento de cada una de nosotras se transforme en la lucha y motivo de continuar, por mí, por vos, por todas. Porque cada vez que una de nosotras abandona este mundo, su cuerpo se transforma en energía -que te hace luchar con más fuerza para que no haya ni una menos. Porque me demostrás que el dolor no siempre debe esconderse, porque me haces entender que los días grises se pueden pintar de colores, porque somos más que un piropo, porque somos libres y queremos estar vivas. Entonces si alguien me pregunta si nuestro barrio tiene cierta anatomía, respondo que sí y le enseño tu dulce cuerpo que se agita con cada grito, con cada cartel llevado por tus manos, con cada bronca que te hace guerrera; y son tus valores los que demuestran que el cuerpo de este barrio debería poseer tu boca que grita revolución, tus ojos que miran lo invisible, y tus manos que tocan el dolor para convertirlo en la esperanza más cargada de este conurbano. Y así, logro amarte a cada segundo por la voz que eres.


Esta breve expresión surge de haber leído una bella publicación: Cuerpos, imaginá la anatomía del conurbano

Anuncios

3 thoughts on “Eres voz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s