Desmond Alexander: «Hypnotherium fractalli, v.3.21: Manual de operaciones»

PC gtr Ymh_P1080194_c
A: empiece por algún lado. B: luego continúe como si supiera qué es lo que quiere hacer. C: al final, vuelva al principio.

 

Fragmentos de un texto de Desmond Alexander, de su libro Una colección electrónica de pesadillas (2005).

 

Advertencias para el uso de este dispositivo.

La consistencia, la sofisticación y la belleza nunca son suficientes en la investigación científica.—Mario Bunge

000. Para reducir el riesgo de descarga eléctrica, conectar el artefacto a una fuente autorizada por las normas intergalácticas vigentes.

000.00. En caso de indeseada activación de la unidad de interpretación-desinterpretación, vacíe el bucle de reflejos neurales. Extraiga el procesador sintagmático y ponga los interruptores del regulador de Correspondencia AdS/CFT en estas posiciones: 0, 1, 1, 1, 1. Conéctelo otra vez, pero cuide que ninguna chispa goteada de los cables del sistema circulatorio salpique con sangre la membrana vibrátil del egrégor. Apague y reinicie el módulo. Retraiga las pestañas del inductor de consciencia. La luz de encendido cambiará de color anaranjado a verde taquión. Revise el capacitor de flujo. Otra vez.

(…)

001.00. En la eventualidad de una simbiosis espontánea de organismos en grado 4-alfa (con un ser de cada especie) desenchufe el vómer púbico del séptimo maxilar derecho infrarrenal y adósele un objeto directo con el fin de aminorar la conductividad del séptimo silencio. Para ello, con cuidado, quite el parche epitelial de los determinantes y raspe con una moneda el tejido óseo redundante, sin tocar fuzzy bits en el hígado ni microtransistores en la pleura. Los huesos sobrantes del egrégor están ahí para algo: el diseño inteligente les dio forma y lugar por una sabia razón que usted no tiene por qué conocer. Tenga en cuenta que la combinación de voltaje alto, baja corriente y alta frecuencia está contraindicada para sujetos EVA (pacientes con Espectro Vitrífico de la Afectividad) y súcubos e íncubos timoratos y timoratas, que son las y los peores. Tome una ampolla de bilis de Gréndel de la caja de accesorios, inyéctela en un constituyente con elementos flexivos en número transfinito (algún morfema de Cantor, por decir) o bien consiga un buen juego de resistencias de antimateria para que las elisiones en su totalidad se aproximen a la diferencia entre una variable cuyo valor cambia a lo largo de una escala infinita de números primos negativos y una constante que toma cuarenta y un valores enteros a la vez (sin conformar nada semejante a un conjunto ni una serie ni una matriz), y fije el constituyente principal en la unidad aritmético-lógica. A no arredrarse por contratiempos. Cuente hasta gúgol: con los pies los compases, con patetismo los pulsos, con ahínco rabioso de demonio las subdivisiones. Cuénteme una historia que me angustie: necesito llorar y no puedo.

010. Necesito llorar y no puedo. Necesito llorar, y no puedo. (…). En razón de que el sinuoso contorno de la corriente alterna no puede replicarse con fidelidad en formatos digitales (a menos que sea transliterado en un enunciado en lenguaje matemático), arqueontes virtuales (Kerygmachela kierkegaardi, etc.) y segmentos bióticos originados en sistemas representacionales no formales (como la registrada en aquel famoso experimento que Carl Sagan soñó una noche o una tarde cualquiera), no producirán más que cefalea (microminiaturización), escotomas (ojo por ojo) e hipnagogia (floración abstracta de hiperesferas), ni menos que angustia (la filosofía en el lugar del denominador) y felicidad (bienvenidos al hogar a orillas del mar).

(…)

011.00.00. Desarme las piezas de la inecuación (v. pg. 38) y configure una condición de salida espontánea, fresca, que sea signo inequívoco de simpatía.

011.00.01. Si las redes anancásticas emergen de un sueño diurno, enfoque el aracno-arcángel (Pachygnatha zappa) de modo que la radiación de von Neumann no opaque la brillantez del matete, la contundencia bíblica de la Masa Amorfa Lyman-alfa Himiko.

100.0. ¿Hay alguna ironía en este texto? Justificar usando el diagrama de Walsinatsz (v. pg. 55).

100.1. Y rece: “Nikola Tesla, en vos confío”.

(…) 

 

 [Pablo Contursi: edición, ilustración]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s