CAMINAR

En solo 15 minutos uno puede pasar por todos los lugares de su vida.

 

(El orden de la misma, así como de los minutos, queda a disposición de los                      implacables designios de su suerte)

 

Pero también en 15 minutos se pueden olvidar cosas

 

Como que el hielo duele

También que se fué

Y que no sabés de la tristeza porque te la prohibieron

Que uno creía en cosas

Y que está cansado de tanto abismo porque ya no hay necesidad de ellos

(Nadie quiere caerse solo)

Pero mientras camina, cuanta mayor distancia mayor vértigo.

Por eso existen los transportes públicos, allí se experimenta todo el vértigo junto

(De ahí la cara de los habitúes)

 

Pero lo más curioso es que una vez que uno mira al cielo ya lo extraña

Y le vibra el pecho sin razón aparente

(El corazón advierte que se esta cerrando)

O la nicotina y su efecto

También el alcohol

Y porque no las mujeres

 

(Pocas pero implacables….)

 

Caminar… ¡La puta madre!

Pero sentarse un rato por ahí…

Y levantarse con esa sensación de “me olvido algo”

Que siente algo como nostalgia por ese tuyo que quedó sentado por ahí

 

Tranquilo y un poco hastiado

 

Y camina triste, que parece ser que siempre es con la cabeza gacha

Como buscando compañía en el suelo

Y ya ni este quiere verte encima de él

Buscando mientras caminas…

 

fotonoticia_20130308092817_1280

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s