Lo que dejó el #NiUnaMenos: Parte 1

– Democracia y violencia (de cualquier tipo-resultado y hacia cualquier persona, sin importar sexo, raza, etnia, ideología) no pueden ir de la mano jamás. Deberían abundar más reclamos como este por su caracter popular e inclusivo y por cierto ejercicio sano sobre causas universales.

– De mujeres vivas en muerte y hombres muertos en vida vaciados de todo proyecto. Ya ninguno puede despertar.

– Problemas con las consignas y uso de ciertas palabras: el cuco posmo. La proclama del ministerio twittero y varios paracaidistas de ocasión, entre ellos Liniers. El binarismo bobo trasladado al feminismo-machismo sin retorno. La promoción gratuita de la psicopatía miedática. Hablar de piropos en el año 2015. La negación influenciada. Autonohegemonía cínica merodeando las huestes felices del capital.

– El orden de los factores no altera el producto. Hombre y mujer, femenino y masculino, son pares (el otro como como prójimo, en cierto sentido) sin número ni jerarquía entre sí. La coherencia por la igualdad no se prescribe por la incoherencia de los discursos.

EPSON016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s