#18F: héroes y villanos en una marcha a Plaza de Mayo

You either die a hero, or you live long enough to see yourself become the villain.  
– Harvey Dent

1. [Un poco en caliente para decir cosas de una manera más o menos urgente, un poco con la frialdad mínima necesaria para distinguir la llovizna del temporal, van aquí algunas reflexiones sobre el #18F. Al principio el autor incurrirá en algunas simplificaciones imperdonables (“la oposición”, “ellos”) y con un tono tirapostas bastante insoportable; pero al final -luego de cenar- se sentirá más seguro de lo que dice. A veces hay que ser vehemente, a veces no.]

2. En los días previos al #18F circularon cadenas de mails en las que académicos y otras “personalidades” invitaban a firmar en repudio a la marcha y sus organizadores. Sólo otra estupidez semejante me viene a la mente: el pronunciamiento de Horacio González -paradójicamente, uno de los intelectuales orgánicos que me resulta más lúcido- contra la visita de Vargas Llosa a la feria del broli.

3. ¿Los que defienden la democracia y marchan todos los 24 de marzo se pronuncian contra una marcha sólo porque les resulta ajena? ¿Estamos todos locos?

4. Otra tontería de la previa: los meteorólogos anunciaron lluvia para el miércoles y algunos lo festejaron como el gol de Palacio Burruchaga contra Alemania. ¿No era que el amor vencía al odio?

5. Llega el día de la marcha. Por WhastApp y “redes sociales” llegan comentarios: “no saben ni por qué marchan”, “es chamuyo que estén auto-convocados, está todo orquestado”, “no había tanta gente”, etc. Y ahí uno constata: no se distinguen en mucho a lo que cualquier vieja gorila vocifera cuando se marcha a favor del Gobierno.

6. Laissez faire. Déjenlos. Que hablen, se junten, marchen, puteen al Gobierno y hagan lo suyo. ¿Quieren zona de confort? Allá ustedes. ¿Quieren realidad? Ahí está. Aprovechen y por lo menos vean, que están poniendo la carita casi todos.

7. Leo una frase que me interpela por su potencial para pensar la Argentina kirchnerista: “los profetas hebreos recordaron en vano a los fieles que los ídolos paganos eran sólo palos y piedras” (Gombrich, La imagen y el ojo). Cuando se ironiza sobre la “batalla cultural”, se pierde de vista que es “la oposición” la que sólo triunfa simbólicamente. En las urnas, pierde. Se la pasan diciendo que el relato es todo verso, pero el verdadero verso se lo tragan ellos.

8. Déjenlos que crean un poco que están de acuerdo en un par de consignas. Déjenlos que crean que esto es una dictadura, que CFK se alimenta comiendo fetos de bebés abortados, que D’elía y Máximo gobiernan en las sombras, que Nisman murió luchando por la verdad. Déjenlos que se sientan representados por la voz conmovida de Sandra Borghi y el análisis solemne y pedorro de Nelson Castro. Mañana todo eso se irá, más o menos como el agua de la lluvia.

9. [Aquí el texto se interrumpe y el autor se propone bajar un cambio]. Hay un fiscal enterrado en el cementerio de La Tablada. Y más allá de lo que cada uno opine sobre su persona, lo realmente alarmante sería que nadie marche por él.

10. En una de las Batman de Nolan hay un mensaje para todos nosotros: el valiente fiscal Harvey Dent se vuelve villano (su nombre pasa a ser nada más y nada menos que “Dos Caras”). A pesar de su giro criminal, tras su muerte lo terminaban homenajeando como un héroe. Porque tolerar la hipocresía es también una virtud republicana.

Nisman

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s