Festipulenta Vol.22: la (in)sana costumbre

Buen clima, adentro y afuera. Entrada y cerveza a precio razonable, feria de revistas, libros, discos y otras yerbas. Cuatro bandas por noche en el escenario del Zaguán Sur. Eso es el Festipulenta. Y ha llegado a las 22 ediciones, una cifra asombrosa por donde se la mire y que habla, también, de un manantial de música que tenemos entre nosotros.

El Festipulenta ofrece una experiencia bastante distinta a la que encontramos aquellos que nos sumamos al rock en los ’90, cuando nos acostumbramos a escuchar discos que no siempre sonaban bien, y que tocados en vivo sonaban bastante peor (sobre todo si la cita tenía lugar en estadios de fútbol). Las nuevas bandas, en cambio, suenan bien de entrada. Los discos suenan de una manera más que correcta, los instrumentos están bien ejecutados y las voces suenan bien. Es cierto que tal vez la tecnología haya facilitado las cosas, pero indudablemente hay una cuestión técnica y una búsqueda sonora que contribuye a ello. Y el Festipulenta es un lugar magnífico para re-descubrir a esas bandas, porque en vivo suenan aún mejor.

La edición número 22 (viernes, sábado y domingo) tuvo su presentación con Toquelau, Atrás Hay Truenos, Bestia Bebé y Viva Elástico. La noche la abría Toquelau, pero este cronista llegó al Zaguán cuando estaban terminando de tocar. “Puntual” significa “puntual”, no hay excusa que valga.

Los Atrás Hay Truenos son una clara muestra de lo mucho que mejoran algunas bandas en vivo. Prueba de ello es lo bien que sonaron los temas de Encanto (2013), su último disco. Hace unos meses, estos neuquinos radicados en Buenos Aires telonearon a Yo La Tengo: una amiga fue a ver el plato principal y me comentó que, a pesar de que no los conocía, le gustó más AHT que los mismísimos YLT. ¿Habrá exagerado? No creo. Porque sencillamente tienen temas buenísimos y saben crear climas con ellos. Y mientras todavía hay tiempo para descubrirlos, los AHT empiezan a planificar un nuevo disco (con algunos temas que presentaron en la noche del viernes) que seguramente ya no sorprenderá a nadie, porque Atrás Hay Truenos es una gran banda. Abrieron el show con El pantano, un tema lisérgico que tiene algo del chamanismo de Los Espíritus, y ofrecieron grandes momentos con Alejandro el cheto y Por el río.

En tercer término estuvo Bestia Bebé, una banda que nació para tocar en vivo. No caretea, no tiene aspiraciones grandilocuentes, quiere darte el tema que te haga cantar y saltar. La remera de Creedence que tenía puesta Tom Quintans, cantante y guitarrista, es elocuente de lo que quieren ser como banda. Hicieron temas de su último disco y mecharon un par de covers: El amor ya va a llegar, de Daniel Johnston, y un tema de sus amigos de Las Ligas Menores, y provocaron el mayor pogo de la noche con temas como El uruguayo, Luchador de Boedo y Lo quiero mucho a ese muchacho. Canciones que se cantan como un buen hit de cancha, transpirando y dejando la garganta.

El cierre de la noche estuvo a cargo de Viva Elástico. Y no es un dato menor. En la semana, los capos de Lantos y Strassburger (organizadores del Festipulenta) contaron la historia: “Los elegimos parar abrir el primer Festipulenta que alguna vez se hizo en la historia (28 de febrero de 2009) y desde ahí repitieron varias veces (ese mismo año, al siguiente, al siguiente del siguiente, y así). ¿Por qué? Porque siempre nos coparon mucho sus canciones, esas puntadas directo al corazón que saben correrte por el lado más débil”. Y es así. Viva Elástico es una banda completa: suena bien, con energía y sin resignar sutileza, con espíritu “popero” pero guitarras bien afiladas. Sus temas vienen sonando hace años y el público los corea, los siente como propios. Claro que hay algunos hitazos, como Yo te quiero más o El murmullo, pero no hay tema de su último disco, Agua, sal y fiebre (2012), que no esté bueno. Alejandro Schuster es un frontman personalísimo. Sabe apoyarse en la banda para exprimir hasta la última gota de cada canción.

El final fue a todo trapo. Las chicas bailaban, los pibes saltaban, algunos desconocidos se tomaban de la mano y chapaban. Eso también es Viva Elástico. Eso también es el Festipulenta.

festipulenta 22

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s