Yo te acuso, San Miguel

1. Yo te acuso, San Miguel, yo te acuso porque te conozco desde que nací.

2. Yo te acuso de que te hayas vuelto tan careta. Me cago en el boulevard ridículo de la avenida Perón y sus farolitos pedorros. Me cago en tu índice de McDonald’s por metro cuadrado, en tus barcitos conchetos. En tu boom inmobiliario.

3. Me cago en tu intendente del Opus Dei, que tiene como mil hijos porque está en contra del uso de forros. Prohíbe los expendedores de forros en el Larcade. Tiene mil hijos pero seguro que no los ama, ama más al Señor y a la Santísima Trinidad. Igual se cogería a la mujer de Massa si pudiera. Me cago en el arcángel, y él también.

4. La calle Tribulato todavía muestra, en algunas esquinas, el cartelito con su nombre anterior: Martínez de Hoz. Campo de Mayo es tu obra maestra, nuestro Auschwitz, y abajo de su alfombra están algunos de nuestros pibes. Votaste a Aldo Rico, hijo de puta. Y te autoproclamaste “capital nacional de la derecha”, ¿te acordás? Yo sí. El olor a milico pesado es más fuerte que la mierda del Ceamse, San Miguel.

5. Tus fiestas patronales son el orgullo de las viejas. Traeme a Él Mató, a El Perrodiablo, no me traigas a Luciano Pereyra y al Chaqueño por decimoctava vez. O abrile la cancha a tus propios pibes, que escriben, pintan y cantan como los dioses. Como los putos dioses. O no tanto, pero no importa, abriles la cancha igual.

6. Te ganaste la lotería el día que aprobaron la Ley 11.551/94, día en que te pudiste sacar de encima -¡por fin!- al negrerío de José C. Paz y Malvinas.

7. Te morís de ganas de tener una peatonal, San Miguel. Con palmeritas y todo. La tuviste en avenida Belgrano y la perdiste porque era una pésima idea, la tuviste que reabrir al tránsito. Te morís de ganas pero no podés.

8. Tu cámara de comercio se jacta de tener uno de los “shoppings a cielo abierto” más grandes de la provincia. Remodelaste el centro, te maquillaste con todo, pero a los pibes Obligado no les tocás el corazón. Los pibes quieren rock, San Miguel, te lo dijo Pity Álvarez. Andá al Barrio Mitre, andá para el Oeste.

9. Ahora vas a tener un shopping posta frente a tus narices. La gilada ya se alegra como cuando abrió el último McDonald’s, pero la mala leche les brota por los poros y advierten, resignados, que “se va a llenar de negros“. El día que tengas un Starbucks, ahhh, el glorioso día en que tengas un Starbucks… ese día va a ser como la caída del Muro, va a tocar Pink Floyd y los vecinos del centro dirán “ahora sí”.

10. Yo te acuso, San Miguel, yo te acuso porque te quiero.

panorámica SM
Foto panorámica extraída de Google Maps.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s