Todo es una versión de otra cosa

1. Platón decía que todo es una copia de algo más. Pero una copia imperfecta, la encarnación necesariamente accidentada de una idea perfecta. Platón era un culo-roto que utilizaba esas categorías sólo para señalar que acá, en este cascote que llamamos Tierra, nada es perfecto (todo negativo).
 
2. ¿Y acaso no lo sabíamos? Ese no es el problema. El problema es la culpa. Porque atrás de todo eso vino el cristianismo y nos dijo que sólo Dios es perfecto, y que acá abajo no sólo somos imperfectos sino unos perfectos pecadores. Nos obligó a pedir disculpas y a confesarnos por nuestras imperfecciones.
 
3. Quiero decir: el problema es la vara. Puedo vivir con la imperfección, incluso puedo abrazarla y celebrarla. Lo que no me banco es que postulen la perfección como medida de todas las cosas. “El hombre es la medida de todas las cosas”, decía Protágoras, y es todo lo que sé de él, pero me gusta.
 
4. Nos estamos yendo por las ramas. Volvamos al asunto: el tema de la copia.
 
5. Hoy estaba leyendo Radar y me encontré con un recuadrito sobre un fenómeno que se da en China, asociado a la técnica de la copia pero que la trasciende ampliamente. No sólo se trata de locales que falsifican a las grandes cadenas del capitalismo occidental (Starbocks por Starbucks, Tifeany en vez de Tiffany, y Cnanel por Chanel), sino que además…¡están vacíos! Son pura fachada, para decorar el centro comercial y atraer inversores.
 
 

sld23

 
6. El texto me hizo acordar a una frase que siempre me gustó de la película Closer, en la que el personaje de Clive Owen le dice al de Natalie Portman, frente a un local, lo siguiente: “I used to come here a million years ago. It was a punk club. The stage was… …everything is a version of something else”.
 
7. La frase es poderosa porque transmite una imagen muy auténtica de la experiencia urbana. Todo el tiempo nos movemos por lugares que nos recuerdan a otros. La ciudad, como tal, no existe: existen las ciudades, en estricto plural, porque la que recordamos, la que amamos, la que imaginamos se superpone por sobre la que habitamos. Y esto no es invento mío, lo saben muy bien los urbanistas.
 
8. ¿Quién no ha experimentado esa extrañeza frente a un local que ya no es lo que era? Paso todas las semanas por la que era la mejor borrachería que tuvo y haya tenido San Miguel, y siempre pienso lo mismo (“qué bueno estaba Kanasco”) o me acuerdo de alguna anécdota graciosa. Hoy es un local del Movimiento Evita. Se lo critiqué en persona, un poco en serio y otro en joda, a amigos de amigos que militan ahí, y me dijeron que no era la primera vez que se lo criticaban.
 
9. De alguna manera, eso reconforta. El hecho de que seamos varios los que vemos “la otra versión” del local indica que la ciudad que habitamos no ha abatido (al menos aún) a la que recordamos.
 
10. No soy un cultor de la nostalgia precisamente, me parece un sentimiento banal y empobrecedor. Sin embargo, cuando una ciudad como San Miguel se transforma vertiginosamente en la capital nacional del monoambiente y del ladrillo hueco, es inevitable no experimentar algo de ese sentimiento banal y empobrecedor. Que, parafraseando a Woody Allen, como sentimiento banal y empobrecedor es uno de los mejores.
 
 
 
 
 
FOTOS ALEATORIAS, GOOGLEADAS, DE SAN MIGUEL. Fechas desconocidas.
 
2q213333 177288 42065235 DIGITAL CAMERA
 
Anuncios

2 thoughts on “Todo es una versión de otra cosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s