Mad Men, o la vida privada del capitalismo dorado

[A propósito del estreno de su sexta temporada, nos metemos en Mad Men y sus bajos fondos]

Manhattan, años ’60. Don Draper es el más talentoso publicista de una agencia de publicidad. Su vida cotidiana consiste en tomar decisiones en la oficina, tener cenas de negocios con clientes, clavarse unos tragos con sus colegas, cenar y dormir (ocasionalmente) con su familia y, cada tanto, acostarse con mujeres tan bellas como distintas.

mad men agua

Mad Men transcurre en la época dorada del capitalismo, y de hecho la vida de los personajes está tocada por la varita de la prosperidad capitalista. Ascensos laborales, casamientos entre parejas jóvenes, bebés que nacen uno atrás del otro y, en definitiva, un escenario muy cercano a la perfección. Sin embargo, la serie termina mostrándonos que la época dorada estaba llena de resquebrajamientos. Una sociedad surgida en el pujante clima del capitalismo de posguerra comenzaba a hacer agua por todos lados. Como sostiene Richard Sennett en La corrosión del carácter, esta sociedad relativamente estable fue, al fin y al cabo, efímera.

Pero incluso antes de la crisis del petróleo y la consecuente depresión económica, la sociedad norteamericana estaba incubando una serie de transformaciones sociales y culturales sin precedentes. La entrada masiva de la mujer al mundo del trabajo, la revolución sexual (salida del clóset inclusive), el divorcio, la heroína, la efervescencia del rock y la lucha por los civil rights, son sólo una muestra de ello. También tuvieron lugar en esta época una serie de hechos históricos relevantes, como la guerra de Vietnam y los asesinatos de John F. Kennedy y Martin Luhter King. Una densa nube negra asomaba en el horizonte, y Bob Dylan cantaba A Hard Rain’s A-Gonna Fall para luego subirse al tren eléctrico que cambiaría la música popular norteamericana para siempre (grabó tres discos clave entre 1965 y 1966: Bringing It All Back Home, Highway 61 Revisited y Blonde on blonde). Sí, de todo ello habla, también, Mad Men.

Aún si este contexto jugoso nos importara poco, la serie es valiosa por sus actuaciones, sus personajes, la recreación de época, una narrativa que no teme perder hilos y que, en lugar de avanzar linealmente, va saltando entre historias como Tarzán entre las lianas. Don Draper es un personaje magnífico. Las mujeres aman su encanto y detestan su severidad. Parece llevar una vida perfecta, pero -como la sociedad de su tiempo- está a punto de cagarla mal. Siempre. ¿Algo más? Sí, mucho más. Ni hablar del encanto de Betty o la simpatía de Megan.

megan_draper_4543_635x

Sucede que Mad Men es mucho más que la suma de sus partes. Hay algo en la serie, una especie de atmósfera, que remite a Nighthawks, el célebre cuadro de Edward Hopper que también transcurre en Manhattan. El éxito de esos creativos hombres de negocios, triunfantes en medio de la multitud, es sólo la cara bonita de una sociedad en declive. No importa si están acompañados de colegas o mujeres hermosas, porque siempre están solos. La vida es eso que pasa mientras estás pintado en un cuadro, tomando un café y esperando -bajo la última luz encendida en todo el puto mundo- que la ciudad retome su ritmo.

Mad Men emprende el pasaje hacia su última temporada, que se verá en 2014, y ya hay algo que huele a despedida. ¿Será que a nosotros también nos genera nostalgia el recuerdo de esa sociedad próspera, que no hemos vivido y cuyos frutos seguramente no hubiéramos disfrutado? ¿Será que conocemos el final amargo de la revolución social y cultural vaticinada por una juventud que venía a romper para siempre con la generación de sus padres? ¿O será, simplemente, que extrañaremos todos y cada uno de los capítulos de Mad Men?

edward_hopper-nighthawks-1942

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s