Salto mortal I: de Platón a Sergio Denis, todo está fuera de sí

Platón decía que la esencia de las cosas estaba fuera de sí. Pero, a la vez, la esencia no era una cosa totalmente diferente a los objetos, sino que estos eran una copia “imperfecta” de su idea. Es decir, entre cosa y esencia había una relación de exterioridad. Trascendental, tal vez, pero exterioridad al fin.

Weber, en su célebre ensayo, La ética protestante y el espíritu de capitalismo, encontró que el surgimiento y la lógica del capitalismo se encontraban en las ideas y los hábitos de los protestantes (principalmente calvinistas). Es decir, no hay tal cosa como el homo economicus, la economía no es el reino de la racionalidad ni tampoco tiene sus propias leyes, porque la lógica del funcionamiento económico tiene sus raíces fuera de la economía. Entre los protestantes y la economía existe una mediación. Trascendental, seguramente, pero mediación al fin.

Pensaba en todo esto mientras escuchaba el disco “Brick by brick”, de Iggy Pop (1990), uno de los mejores discos de esa puta década. Entenderán, entonces, por qué esta sección -que mediante este solemne post inauguramos- se llama “Saltos mortales”. Pues bien, vengo a postular que Sergio Denis no existe. O, mejor dicho, que Sergio Denis no es solamente un cantante, sino un género musical cuyo principal representante es, justamente, Sergio Denis. Pero no el único, y este disco de Iggy Pop es un gran ejemplo de ello.

¿Escucharon Livin’ On the Edge of the NightThe UndefeatedCandyHomeMain Street Eyes? A mí me resulta imposible hacerlo sin imaginar una versión de Sergio Denis. Excepto algunas canciones, como Butt Town My Baby Wants to Rock & Roll, que suenan más a Guns N’Roses que el resto (recordemos que en la grabación participan Slash y Duff McKagan), el disco está atravesado por un alegre sonido pop-melódico. Iggy deja de lado el sonido proto-punk de The Stooges, se diferencia mucho del posterior sonido industrial de “Avenue B” y parece haber macerado la experiencia de trabajar con el gran Bowie.

Dado que un salto mortal -por definición- no puede durar mucho, pasemos a escuchar. En primer lugar, comparemos esos dos grandes temas que son Te quiero tanto de Sergio Denis y Livin’ On the Edge of the Night de la Iguana (¿no les parecen muy similares?):

Finalmente, para mostrar que el género Sergio Denis tiene vida fuera del cantante Sergio Denis, escuchemos esta versión que Massacre hizo para la película Cara de queso (A. Winograd, 2006)

 – 

Eso es todo por hoy. Voy a tratar de escuchar atentamente, a ver si encuentro más argumentos para sostener este salto mortal que está un poco flojo. Mientras tanto, estemos atentos, porque lo que buscamos puede estar en el lugar más impensado. Cualquiera se recibe de médico estudiando Medicina. Lo verdaderamente difícil, es hacerlo estudiando Arquitectura.

 – –

 –  – –

Algunos datos biográficos sobre el cantante Sergio Denis:

Sergio Denis, cuyo nombre legal es Héctor Omar Hoffmann, es descendiente de alemanes del Volga (como casi todos en su Coronel Suárez natal) por parte de padre y madre. Perdió todo en el corralito, estuvo hundido en la depresión y unos años después, cuando rearmaba su vida, se puso en pareja con una boluda que entró a Gran Hermano y le metió los cuernos en vivo y en directo para todo el país. Unos meses después, un bobazo casi lo mata en Paraguay. Hoy no sabemos en qué anda, pero me cae bien, así que marche un abrazo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s